lunes, 12 de marzo de 2012

Coca-Cola se Viste de Gala



Coca-Cola es quizá el modelo a seguir en cuanto a status, posicionamiento, diferenciación y preferencia para muchos productores. Todos la conocen, es la primera elección para la gran mayoría de los consumidores, muchos se identifican con ella, la desean, la compran, la gozan. 

Moschino
Con 126 años a sus espaldas, Coca-Cola es una marca que nunca pasa de moda. Quizás por ello, la icónica marca de refrescos genera tanta fascinación entre los diseñadores. La emblemática y curvilínea botella de Coca-Cola se ha dejado vestir en los últimos años por modistos internacionales de la talla de Karl Lagerfeld, Roberto Cavalli y Donatella Versace, entre otros. También diseñadores patrios como Amaya Arzuaga, Francis Montesinos y Roberto Verino han puesto a trabajar sus agujas para vestir con sus mejores galas a una de las botellas más famosas del mundo. 

¿Y a qué se debe? Simple. Coca-Cola tiene "las medidas perfectas". Es el prototipo "curvilíneo" que es el sueño de muchos diseñadores. Es un "personaje" reconocido, de larga trayectoria, famoso, querido y gustado por todos, ¡incluso por los mismos diseñadores! Por ello, muchos hacen fila por lograr "vestir" esta famosa botella. De igual manera, esta marca ha logrado un impresionante Top of Mind. Muchos dicen "quiero una Coca", incluso cuando no se refieran a dicha bebida, simplemente ha logrado reemplazar el término de "soda", "gaseosa", y demás. Es una marca reconocida mundialmente, rompiendo barreras generacionales, sociales y culturales, todos saben qué es una Coca-Cola.

Quizá muchos no comprenden el hecho de vestir una botella. Pero volvemos al posicionamiento de la marca. Coca-Cola, es el ejemplo perfecto de cómo el envase/empaque de un producto es clave para su venta. El hecho que tenga curvas, la hace atractiva. Los colores de sus envases son totalmente representativos de la marca; las burbujas recrean la sensación del consumidor al tomarla... y así, podemos seguir y seguir con las características de esta marca. Por tanto, no es raro que los más grandes diseñadores hagan gala de la alta costura que les ha dado su renombre, ¡con la más reconocida de las marcas! Desde diseños vintage, clásicos, o limpios, hasta la vanguardia en "color blocking"; desde Donatella Versace hasta Zac Posen, ¡Coca-Cola tiene lo mejor de lo mejor!

A continuación, les dejo una pequeña selección del abundante "armario" de Coca-Cola:
Lydia Delgado

Anna Molinari
Donatella Versace
Duyos

Francis Montesinos
Mariam Ocariz
Karl Lagerfeld
Diane von Fürstenberg
Missoni
Nathalie Rykiel
Alberta Ferreti




Gianfranco Ferré



Roberto Cavalli

Manolo Blahnick

Zac Posen


El efecto mercadológico para ambas partes es de ganar - ganar. Tanto los diseñadores se reposicionan gracias a sus diseños, como Coca-Cola sigue ingresando a ese sector premium de la alta costura, cultura y sociedad. Es una estrategia de diferenciación bastante inteligente que han llevado a cabo los creativos de esta marca, puesto que han logrado que Coca-Cola sea sinónimo de calidad y prestigio.

¿Qué les han parecido los "vestidos" de Coca-Cola?

¡Saludos!